Es cuestión de calidad , esfuerzo e identidad

October 1, 2017

 

 

Hace más de 16 años empecé a estudiar cocina, entré con muchas ganas pero también con mucho miedo, veía como los chefs que llegaban a la escuela de cocina en Barcelona , cortaban, cogían esos cuchillos con tanta perfección, que mi única alternativa era pedirle a Dios que por lo menos, llegara a cortar medianamente parecido a ellos , hacia la promesa “si yo llego a coger los cuchillos y cortar como ellos, juro que me dedicaré a esto sin importar las horas que implique” , pero siempre queriendo hacer las cosas, lo mejor posible, así, me costara horas llegar a mi objetivo.

Me acuerdo que lo primero que nos enseñaron era a cortar cebolla , unos cuadritos llamados brunoise, me quedaban tan disparejos, unos tan grandes , otros tan molidos, porque la verdad no se podían llamar chiquitos, que me pasaba horas y horas en la cocina de mi casa cortando cebolla, tan es así, que en todos los platos que cocinaba, el ingrediente principal y más abundante era la cebolla , así, no nos gustará , pero siempre estaba en alguna presentación .

Pase por varias cocinas en España, siempre sobresaliendo por mi esfuerzo, llegaba media hora antes de empezar mi turno para ver y aprender de los grandes chefs que todavía estaban en su turno, siempre con la ilusión de llegar a ser como uno de ellos.

La cocina como, la panadería son profesiones que uno compite en muchos casos con uno mismo, porque es cuestión de esfuerzo, fuerza de voluntad y pasión, además que cada día aparece un nuevo reto.

Pero la competencia también en este gremio es muy grande, cada día aparecen nuevos chefs con grandes habilidades, restaurantes y panaderías con grandes inversiones, pero es una competencia sana , cada profesional esforzándose por sus sueños y objetivos .

Es una profesión de esfuerzo y dedicación , porque las buenas cosas toman mucho tiempo, más que todo en procesos de comida , la cocción lenta, hace que las preparaciones sobresalgan sobre las que aceleran sus procesos . Los ingredientes de la mejor calidad para no tener que usar mejorantes artificiales.

Por esto en este caso quiero hablar de los productos congelados que están vendiendo e invadiendo muchas panaderías de hoy en día , ya no existe el esfuerzo del panadero, el amor a su trabajo, máquinas que remplazan tantos sueños de personas que prometieron ser grandes profesionales para la satisfacción del cliente, se cambian horas de sueño por rentabilidad, ya no importa las horas para sacar un buen croissant, una máquina, con unos ingredientes , que en muchos casos sobresalen más los mejorantes, anti mohos, aditivos, blanqueantes, oxidantes, que están relacionados con enfermedades crónicas, para que duren años y hasta sobre pasan fronteras, para venderse años después de su fabricación, dejando a un lado los ingredientes básicos como la harina, levadura , agua y sal.

No es cuestión de precios justos , es cuestión de calidad y cocina natural, en un mundo donde se pide comida sana, se sobrevalora a la vez, lo traído de otros países, en muchos casos , productos congelados que solo saben rico si se calientan, ya que el calor esconde el sabor de tanto ingrediente artificial.

Corremos el riesgo de perder nuestra identidad como panadería colombiana, remplazada por un híbrido de panadería alemana y española, puede ser que dentro de poco tiempo , nuestros niños no sepan que es un roscón y mucho menos un mojicón.

Nuestro pan hace parte de nuestra identidad como colombianos, ojalá el verdadero pan en Colombia no deje de existir porque la cultura de lo rápido es lo que nos está invadiendo, poco esfuerzo, poco personal y ganancias altas.

Para vender un pan recién hecho a las seis de la mañana se necesita seis horas de elaboración, por eso me duele cuando veo por mi ventana , que prenden la luz de la panadería de al frente, llega un camión lleno de cajas repletas de pan congelado, y a la media hora ya están vendiendo productos con el eslogan, recién horneado.

Ahora entiendo que lo importante no es el cuchillo, ni tampoco el corte , eso con dedicación llega, lo que más vale en la cocina y en  la panadería, es el amor con el que se hacen las cosas , lo otro ya llega por añadidura y entre el proceso sea más artesanal, mejor serà el resultado.

 

 

 

Please reload

Featured Posts

De feria en feria como los gitanos

December 6, 2015

1/1
Please reload

Recent Posts

September 5, 2017

January 6, 2016

January 4, 2016

November 10, 2015

November 6, 2015

November 4, 2015

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square